Por qué yo logré aprender a liderar

Publicidad

Por qué yo logré aprender a liderar“Por qué”

Aquel que piense que aprender a liderar se reduce simplemente a “ejercer el poder”, se encuentra realmente en problemas. El liderazgo en las organizaciones ha evolucionado durante los últimos años de tal forma, que en la actualidad pone a prueba tanto a líderes de antaño como a nuevos y potenciales líderes.

El liderazgo es un proceso de continuo aprendizaje y autodescubrimiento. El líder debe ser capaz primero de liderar su cuerpo, sus emociones y su lenguaje para luego poder liderar a los demás. Es un proceso que requiere de tiempo, dedicación como también de inteligencia y humildad para reconocer los propios errores.

Lo cierto es que pocos llegan a ser buenos líderes; éstos se caracterizan por tener una virtud en común: brindar aliento a los demás. Pero para que esto suceda, el líder debe ser reconocido y respetado por sus actos. Sólo de esta forma, el líder podrá motivar a su equipo de trabajo para que sus colaboradores deseen alcanzar altas metas y superarse.

Por qué yo logré aprender a liderar: motivar desde el yo

Un verdadero líder puede organizar a su equipo de trabajo y ayudar a cada integrante para que desarrolle su potencial. Esto incluye lograr que realicen sus tareas con ganas. La intención del líder es influir en su entorno y debe emplear todos sus recursos y habilidades para conseguirlo.

De todas formas, para lograrlo es necesario comenzar por uno mismo. Para ser un verdadero líder el primer camino es conocerse muy bien a sí mismo. Esto permite detectar errores y virtudes, asumir las propias fortalezas y debilidades para luego aprender a dirigir a otras personas.

Todos contamos con la capacidad de liderar aunque no todos ponen en práctica este arte como corresponde. En realidad, ser líder implica dominar el arte de ser uno mismo. Tan simple y complejo a la vez como esto.

Aprender a liderar implica comenzar a hacerse una serie de preguntas internamente tales como:

¿Quién soy yo?
¿Qué sé hacer bien?
¿Qué entiendo por “buen líder”?
¿A dónde quiero llegar?
¿Cómo influyo a los demás?
¿Cómo me veo liderando?
¿Cuáles son mis fortalezas y mis debilidades?
¿Me considero capaz para liderar?
¿Qué debo mejorar de mi personalidad?
¿Qué limitaciones debo suprimir?
¿Cuál es mi propósito?
Liderar entonces requiere pulir día a día el ser que uno es y tener conciencia de ello. De la misma forma que un actor practica su puesta en escena varias veces para mejorar su actuación, en la representación de ser líder, el guión de la obra (o sea la vida misma), juega un papel fundamental.

Aprender a liderar requiere de reflexión y escucha interna conectándose con los propios valores y principios. Muchas personas piensan que es una cuestión de destino, entonces se quedan en el papel de espectadores. Aprender a liderar implica tomar la responsabilidad de que somos dueños de nuestras vidas y que el camino lo podemos trazar nosotros mismos.

Justificarse con frases como “he tenido mala suerte”, “la situación no me favoreció” o “nadie me escuchó” simplemente lo convierten a uno en un simple espectador de la vida. Cada individuo elige los pasos que da aunque crea que no está eligiendo. Y en cada elección existe la oportunidad de aprender.

Para ser un verdadero líder es necesario desplegar las alas con un estilo propio, teniendo conocimiento profundo del yo interior, de quién es uno frente a los demás y aceptar con madurez lo que uno no es. Confiar en la fuerza interior y cultivarse día es día es crear la mejor obra de arte de liderazgo que uno puede realizar.

Por qué yo logré aprender a liderar : practicar el liderazgo

Para aprender a liderar es importante vivir las experiencias para poder reflexionar sobre ellas.
En la actualidad, al abordar cómo enseñar liderazgo, los ámbitos educativos incluyen cada vez más prácticas que replican variables de la realidad laboral y las llevan al ámbito pedagógico.

Los cursos sobre liderazgo y conducción de equipos son maneras concretas de estar “en los problemas” y permiten que los participantes expandan sus formas de construir sentido y crezcan hacia ambientes más heterogéneos.
Cuanto mayor sea la variedad del público que los componen y la diversidad de experiencias que aporten sus asistentes, mayor será el ambiente creado que iguale las reales demandas de la sociedad moderna.

Publicidad

Es por ello que, a la hora de elegir dónde capacitarse, es importante investigar un poco respecto a los programas y la metodología empleada en el centro educativo para no perder el tiempo con herramientas tradicionales y métodos que poco tienen que ver con las complejas realidades actuales.

Para aprender a liderar es necesario recurrir a programas que permitan a sus concurrentes partir de una variedad de medios. Además de presenciar conferencias, realizar lecturas, analizar casos y videos, será importante poner en práctica otros métodos más innovadores. Entre los más recomendados se encuentran, trabajar con los casos de los participantes, los ejercicios estructurados, el aprendizaje por casein-point, etc.

Liderar entonces requiere mucho más que leer un libro donde explique cómo hacerlo o tomar una clase sobre liderazgo en forma pasiva. Tampoco resultará suficiente recurrir al consejo de colegas experimentados que puedan ayudarnos a resolver nuestras propias barreras y dificultades. Aprender a liderar requiere de entrenamiento y práctica y únicamente podrá lograrse experimentando vivencias reales o “simuladas” para luego poder analizar, corregir y mejorar los puntos flojos y enriquecer los puntos fuertes.

Por qué yo aprendí a liderar: desarrollar la capacidad de dirigir

Dirigir un equipo de trabajo requiere aprender a distribuir las funciones necesarias entre los colaboradores para un mejor desarrollo de la organización, utilizando una conducción que se aleje del estilo autoritario.
Las dificultades aparecen generalmente cuando no existe una cultura organizacional democrática: la mayoría de los individuos cuando asumen su rol de liderazgo suelen caer en estilos autoritarios. Esto sucede porque el proceso de toma de decisiones democráticas lleva más tiempo y requiere del trabajo en equipo.

En términos generales, los roles suelen estar divididos en las organizaciones: aquellos que mandan y aquellos que ejecutan. Romper con esta dicotomía es un verdadero reto para las nuevas generaciones de líderes que desean aprender nuevos métodos para motivar a su grupo de trabajo para que participe en la toma de decisiones y acompañe en la labor gerencial.

 

Artículo: Por qué yo logré aprender a liderar

http://liderar.org/por-que-yo-logre-aprender-a-liderar/

Liderar.Org

 

 

 

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Hola, yo soy Hector Gómez y te agradezco por visitar mi blog, sé que estos consejos te servirán porque a mi personalmente me sirvieron mucho. Te mostraré consejos y tips que te ayudarán a mantener un equipo ¡feliz, motivado y comprometido!… Tips que pueden ayudarte a motivar a los empleados.

Hector Gómez – who has written posts on Como Liderar Un Equipo De Trabajo | Héctor Gómez.



Deja un Comentario