Motivación y satisfacción laboral

Publicidad

Motivación y satisfacción laboralMotivación y sentirse bien en el trabajo

Durante las últimas décadas se han desarrollado grandes transformaciones en las formas de satisfacer las necesidades del ser humano y en las habilidades de la fuerza de trabajo. La técnica, el conocimiento y el pensamiento han evolucionado en gran medida comparado a siglos anteriores.

Dirigir una organización de manera eficiente en busca de un empleado que sienta orgullo y entusiasmo en su trabajo junto al empleo de técnicas y herramientas gerenciales acordes a la misma, contribuye en gran medida al éxito de toda gestión.

Las nuevas tecnologías, el desarrollo de los recursos humanos y los grandes progresos de la ciencia se han interrelacionado dirigiéndose hacia un mismo camino: un hombre activo centrado en la solución de problemas y el desarrollo de la innovación.
Un nuevo reto se presenta a los nuevos directivos empresariales a la hora de conseguir que tanto sus clientes internos como los externos, se sientan más satisfechos.

El camino exige “actuar y actuar más”. Y es aquí donde la motivación juega un papel fundamental: ser el impulso que conduce al ser humano a actuar y que tiene su base en una serie de necesidades distintas que el empleado experimenta y que pueden ser satisfechas a través de su relación laboral.

La motivación es una fuerza interna que mueve a los individuos a realizar una acción. Muchas personas se preguntan si es posible predecir la conducta humana observando aquellos factores que impulsan a las personas a actuar de una determinada forma u otra.
Es importante entender que existe una gran diferencia entre “motivación” y “estimulación”. Por ejemplo, un reconocimiento o una llamada de atención no hacen más que estimular y reforzar una conducta determinada, pero nos son factores motivacionales verdaderos.

A su vez, existen ciertas acciones que dan estímulos para todo un grupo, pero que no evalúan el desempeño individual. Estas tampoco forman parte de motivadores debido a que no influyen directamente para que el empleado trabaje mejor, sino que simplemente debe cumplir con sus tareas para continuar perteneciendo a la organización.

Para que un estímulo individual actúe efectivamente como motivador en la conducta de un trabajador debe ser, en primer lugar, percibido con claridad como algo “grande” que justifique el esfuerzo requerido. En segundo lugar, el estímulo debe ser percibido en relación directa con la actuación esperada y controlado su cumplimento; en tercer lugar, debe ser percibido por todo el grupo en forma equitativa.

Los estímulos no son únicamente de valor monetario: existen muchas personas dispuestas a priorizar una determinada actividad, un lugar de preferencia o tener mayor independencia, aceptando a cambio un menor sueldo. A su vez, existen otros tipos de estímulos como los ascensos en los puestos laborales que producen una gran satisfacción en las personas, más allá del incremento salarial que perciban.

Motivación y satisfacción laboral: cuáles son sus resultados

La satisfacción laboral se ve reflejada en actitudes y sentimientos que muestran las personas respecto a su trabajo. Si un individuo se encuentra muy satisfecho con sus tareas, adoptará mayores actitudes positivas frente a su labor diaria. Inclusive, ciertos estudios han demostrado que dichas personas cuentan con mejor salud y viven más años. Por el contrario, aquellas personas insatisfechas con su trabajo suelen llegar tarde, faltan con frecuencia y también renuncian más.

La satisfacción laboral puede verse reflejada en la vida personal del empleado. Por tal motivo, las organizaciones deben conocer en profundidad cuáles son las necesidades de cada uno de los trabajadores para crear las vías más convenientes para lograr su satisfacción. Esto constituye el principal núcleo de la motivación laboral de cualquier individuo; es por ello que es tan importante que la organización tome cartas en el asunto.

Publicidad

De esto se desprende la idea de que la satisfacción laboral es un fin en sí misma y que involucra tanto a los trabajadores como a la organización. La satisfacción en el ámbito laboral ayuda a mantener la buena salud física y mental de los empleados a la vez que contribuye al aumento de la productividad: un trabajador motivado se siente en mejores condiciones para desempeñar una tarea que uno que no lo está.

La motivación laboral surge a partir de una serie de necesidades personales y que pueden ser satisfechas a través de realizaciones externas concretas de índole laboral. La satisfacción laboral es la actitud que facilitará el duro proceso de concreción de las necesidades a las que orienta la motivación.

Motivación y satisfacción laboral: encontrar respuestas a través del deseo

La satisfacción laboral dependerá en gran medida de hasta dónde el puesto o la tarea diaria alcance a cubrir los deseos y las necesidades personales. En tanto que gran parte de la motivación de una persona funciona de manera inconsciente, no es tan fácil detectar sus verdaderas necesidades.

Por tal motivo, la solución será buscar a través de sus deseos, ya que estos son anhelos conscientes por aquellas condiciones o cosas que la persona cree que le brindará satisfacción. En la actualidad, para medir la satisfacción laboral de los empleados se realizan diversos estudios sobre sus deseos a partir del empleo de cuestionarios y entrevistas.

La forma en la que una persona responde preguntas específicas dependerá no sólo de la condiciones en sí, sino de las maneras en que las perciba. A su vez, esta percepción está influenciada por su personalidad, su situación familiar, sus expectativas, su género, su edad, su creencia religiosa y política, entre tantos otros temas vinculados con el trabajo.

Teniendo toda esta información y analizando cada caso en particular, la organización puede emprender una acción correctiva y lograr mejorar la satisfacción de sus empleados.

El pilar fundamental para tener una productividad alta es lograr la satisfacción laboral de cada uno de los integrantes y es el punto de partida para continuar creciendo y expandiéndose; algo que toda organización del nuevo siglo “desea” y pretende alcanzar.

 

Artículo: Motivación y satisfacción laboral

http://liderar.org/motivacion-y-satisfaccion-laboral/

Liderar.Org

 

 

 

 

 

 

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Hola, yo soy Hector Gómez y te agradezco por visitar mi blog, sé que estos consejos te servirán porque a mi personalmente me sirvieron mucho. Te mostraré consejos y tips que te ayudarán a mantener un equipo ¡feliz, motivado y comprometido!… Tips que pueden ayudarte a motivar a los empleados.

Hector Gómez – who has written posts on Como Liderar Un Equipo De Trabajo | Héctor Gómez.


Incoming search terms:

  • diferencias entre motivacion y satisfaccion
  • que relacion hay entre la motivacion y la satisfaccion
  • que relacion hay entre motivacion y satisfaccion laboral

2 Responses to “Motivación y satisfacción laboral”

  1. Excelente artículo y reflexiones Héctor. A menudo las empresas descuidan el apartado motivacional relacionado con los aspectos no económicos. Un plan de carrera, formación, responsabilidad, conciliación… todo ello puede resultar más determinante para la felicidad laboral que el simple aumento de sueldo. ¿No crees?

    En la primera lectura me ha encantado el artículo, de todos modos me lo releeré en casa por la noche tras el trabajo que creo que merece mayor atención.

    Que tengas un buen día Héctor y gracias nuevamente :)
    Diana.

  2. Hector Gómez dice:

    Muy amable Diana.

Deja un Comentario