Liderazgo Impositivo vs Motivación

Publicidad

Imponer

Imponer o Motivar

La conducta impositiva es una actitud que muchas personas ha aplicado durante siglos con gran naturalidad. En sociedades medievales, renacentistas y precolombinas se podía observar el ejercicio de este tipo de liderazgo, en los cuales la palabra del señor era incuestionable por temor al castigo.

A su vez, el estilo militar también adoptó este modelo de liderazgo y que puede observarse inclusive hoy en día, en el cual los líderes gritan las órdenes y los subordinados únicamente obedecen.

En las organizaciones actuales, el liderazgo impositivo está conformado por conductas dirigidas a la ejecución de una tarea. El líder suele emplear a sus colaboradores como brazos ejecutores de sus decisiones. Generalmente este tipo de liderazgo se observa cuando un individuo es promovido a un puesto de dirección o en aquellos emprendedores que generan su propio negocio.

Liderazgo Impositivo vs. Motivación: actitudes y consecuencias

  • El líder impositivo está centrado en la ejecución de las tareas para alcanzar los resultados esperados. Busca cumplir con las metas en el menor tiempo posible y no le interesa vincularse con los demás. Para conseguir sus objetivos emplea la manipulación en lugar de buscar generar motivación en los colaboradores.
  • El líder impositivo espera que sus órdenes sean respetadas sin cuestionamientos o discusiones. La falta de participación por parte de los colaboradores evita enriquecer la ejecución de las tareas y tampoco permite desarrollar una actitud entusiasta de parte de ellos por realizarlas.
  • El líder impositivo ejerce un elevado control sobre sus colaboradores. Como considera que las tareas deben realizarse como él indica, no delega responsabilidades y lleva un control de las mismas. El exceso de control frustra la motivación natural que tienen las personas por realizar sus tareas en forma eficaz.
  • El líder impositivo suele exigir mucho a su equipo de trabajo y utiliza un feed back negativo (realiza críticas negativas en vez de realizar opiniones constructivas). Esta actitud no permite que las personas se sientan motivadas por progresar o realizar nuevas tareas ya que su autoestima se ve afectada.
  • El líder impositivo se comunica a través de discursos y monólogos. Como el grupo suele generarle cierto “miedo”, evita fomentar el debate y la opinión. Su trato está más vinculado con individuos que con equipos de trabajo. Prefiere dar discursos en forma general que sentarse a conversar con sus colaboradores.
  • El líder impositivo no escucha a los demás. Esto genera que las personas no puedan expresar sus propias motivaciones, sus deseos y expectativas dentro de la organización. Sus puntos de vistas se vuelven cerrados e inflexibles debido a que no permite que sus colaboradores expresen sus necesidades abiertamente.
  • El líder impositivo no se da por vencido hasta alcanzar el éxito. Pero cuando las cosas no salen como espera, se vuelve impaciente e intolerante. Su tono de voz se torna fuerte y autoritario. Esto produce un clima laboral negativo, disminuyendo la motivación interna y el grado de satisfacción de los colaboradores.
  • El líder impositivo utiliza su conocimiento como herramienta de poder. El conocimiento es utilizado para dominar a los colaboradores manteniéndolos en la ignorancia y la oscuridad. Esto genera la pérdida de motivación para aprender cosas nuevas y tener deseos de continuar capacitándose.
  • El líder impositivo siempre toma las decisiones. Generalmente, suele informar y explicar al grupo de trabajo las causas de la decisión con el fin de que sea comprendida y asumida por los colaboradores (no cuestionada). Esto produce la falta de motivación de los integrantes por asumir nuevas responsabilidades, quienes adoptan una actitud subordinada y sumisa frente a sus decisiones.

Cuándo resulta efectivo implementar el liderazgo impositivo

Este tipo de liderazgo es conveniente incorporarlo cuando: la cultura de la organización fomenta que sean los líderes quienes tomen las decisiones debido a que cuentan con mayor información, los objetivos son precisos e inflexibles, para afrontar una situación urgente, o frente a colaboradores que se muestran siempre con una actitud antagónica.

Publicidad

Poner en práctica este tipo de liderazgo requiere que el líder cuente con un gran sentido de determinación y firmeza. Deberá además, exponer con claridad las decisiones, sus motivos, y ser capaz de dar órdenes para que se cumplan los objetivos asignados al grupo de colaboradores.

La ventaja del liderazgo impositivo es que el equipo de trabajo tiene los objetivos claros debido a que su líder los ha decidido y los ha informado. La posición de mando se ve reforzada y el líder muestra seguridad ya que toma todas las decisiones.

De todas maneras, uno de los grandes inconvenientes que produce la presencia de una personalidad impositiva es que sofoca, bloquea la creatividad y la capacidad innovadora del equipo. Inclusive, puede llegar a disolver el grupo, excepto en aquellos casos donde las personas son junior o muy sumisas.

Liderazgo Impositivo vs Motivación: conclusiones finales

Para aumentar la productividad no existe nada mejor que la motivación. A través de la imposición es posible obtener beneficios inmediatos, pero en el transcurso del tiempo, el nivel de productividad empieza a descender y las personas comienzan a buscar nuevos horizontes que les permita desarrollar todos sus potenciales.

La mayoría de los individuos afirman que su experiencia laboral es más enriquecedora, creativa y productiva cuando se sienten motivados, cuando perciben un nivel alto de confianza en ellos y cuando no reciben altas presiones para desarrollar sus tareas. Contar con libertad para decidir y elegir la metodología de trabajo estimula a su vez a desarrollar una mayor motivación laboral.
Por el contrario, aquellos individuos que han recibido la imposición de sus tareas, han manifestado sentir desánimo para realizar su labor diaria y una gran sensación de desconfianza, llevándolos a la desmotivación por realizar sus actividades.

Es necesario sentir un estímulo que favorezca a la motivación personal, en especial, en aquellas profesiones u oficios que requieren de concentración y creatividad. Las tareas impuestas sólo pueden resultar eficaces para realizar labores técnicas básicas o reiterativas, aquellas que no requieren de la mano creativa o de la capacidad intelectual del hombre.

 

Liderazgo Impositivo vs Motivación

http://liderar.org/liderazgo-impositivo-vs-motivacion/

Liderar.Org

 

 

 

 

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Hola, yo soy Hector Gómez y te agradezco por visitar mi blog, sé que estos consejos te servirán porque a mi personalmente me sirvieron mucho. Te mostraré consejos y tips que te ayudarán a mantener un equipo ¡feliz, motivado y comprometido!… Tips que pueden ayudarte a motivar a los empleados.

Hector Gómez – who has written posts on Como Liderar Un Equipo De Trabajo | Héctor Gómez.


Incoming search terms:

  • liderazgo impositivo
  • actitudes impositivas
  • ejemplos de estilo impositivo liderazgo

Deja un Comentario