Líder Laissez-Faire

Publicidad

 

Líder Laissez Faire

Para ser permisivo y lograr resultados es necesario:

  •      Que el líder laissez-faire conduzca un grupo maduro y responsable que cuente con las aptitudes y las habilidades necesarias para llevar a cabo las tareas. Trabajar con personas altamente capacitadas  y que demuestren tener experiencia en su labor permite al líder laissez-faire delegar las tareas y obtener resultados favorables. 
  •      Trabajar con un grupo de personas altamente motivadas y que muestren tener iniciativa propia. Cada uno de los integrantes del grupo debe demostrar que es su propio líder, que tiene los objetivos claros y que es capaz de resolver problemas de una manera creativa e independiente, es fundamental para liderar con estilo laissez-faire.
  •      Brindar todos los recursos y los elementos necesarios a los colaboradores. La función principal del líder laissez-faire es facilitar los materiales adecuados para que le permita “dejar hacer” al equipo el trabajo de una forma eficaz.
  •      Monitorear los logros y comunicar al grupo de colaboradores esta información con regularidad. Si bien la presencia del líder laissez-faire es mínima en cuanto al logro de  los objetivos, sí deberá realizar un seguimiento respecto a los resultados obtenidos y mantener al equipo bien informado sobre la gestión.
  •      Tener absoluta confianza en los colaboradores. El acuerdo entre las partes queda implícito cuando el líder laissez-faire delega las responsabilidades en los otros. Pero para tomar esta decisión, el líder deberá quedarse tranquilo que las tareas han sido entregadas en buenas manos.
  •      Aceptar opiniones e ideas ajenas. La libertad otorgada a sus colaboradores incluye que éstos puedan opinar y proponer otras ideas alternativas para mejorar la gestión. Un verdadero líder que “deja hacer”, sabe que su grupo está altamente capacitado y que en ellos puede encontrar las mejores soluciones.
  •       Saber regular la neutralidad y la tolerancia con el grupo. Si bien un líder laissez-faire  suele mostrarse neutral frente al clima laboral y es tolerante con el equipo, éste debe saber poner los límites cuando es necesario. Su poca intervención no significa que sus colaboradores “hagan lo que quieran” y que sus conductas queden fuera de los parámetros de la buena convivencia y de los objetivos pautados por la organización.

Los grupos “autodirigidos” pueden llegar a ser funcionales; pero si una organización exige realizar grandes transformaciones estructurales o necesita aumentar sus niveles de productividad, la presencia de un líder que  controle, evalúe y esté al tanto de los resultados, se vuelve imprescindible.

Publicidad

En teoría, el liderazgo laissez-faire sería un modelo ideal si los colaboradores también contaran con sus cualidades. Aunque en la práctica, tal escenario es muy difícil de crear y los integrantes del grupo terminan necesitando de algún tipo de dirección para realizar la gestión en óptimas condiciones y alcanzar los objetivos estipulados por la organización.

“Dejar hacer y lograr que se haga” es posible siempre y cuando se respeten algunas pautas de dirección, planificación y ejecución de tareas a las cuales el líder no podrá dar la espalda. Y justamente dichas tareas tienen que ver con cumplir con las cualidades y las habilidades básicas que definen a todo buen líder.

 

Artículo: Líder Laissez-Faire

http://liderar.org/lider-laissez-faire/

Liderar.Org

 

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Hola, yo soy Hector Gómez y te agradezco por visitar mi blog, sé que estos consejos te servirán porque a mi personalmente me sirvieron mucho. Te mostraré consejos y tips que te ayudarán a mantener un equipo ¡feliz, motivado y comprometido!… Tips que pueden ayudarte a motivar a los empleados.

Hector Gómez – who has written posts on Como Liderar Un Equipo De Trabajo | Héctor Gómez.



Deja un Comentario