Cómo liderar a personas difíciles

Publicidad

Empleados Difíciles

Personas difíciles de conducir

Dentro de una organización suelen aparecer a menudo personalidades difíciles, por ejemplo, aquellas que logran irrita a todos y con quien nadie está a gusto trabajando. Muchos líderes se preguntan qué hacer con esas personas que demuestran gran talento pero a su vez, tienen un carácter intolerante.

Relacionarse a diario con personas complicadas en el ambiente de trabajo puede transformarse en algo problemático. Para evitar ello, existen algunas estrategias que pueden ponerse en marcha para evitar que un equipo termine volviéndose conflictivo por la presencia de estos individuos difíciles. 

Para saber cómo liderar a personas difíciles, es importante:

  • Evaluar su potencialidad. Es importante analizar si el colaborador difícil aporta algo valioso a la organización y si posee ciertas características que sirvan para encaminar al grupo. Enfrentar esta situación es mejor que darle la espalda y esperar que los problemas se soluciones “por arte de magia” o que el empleado renuncie por iniciativa propia.
  • Evaluar el cargo que ocupa el colaborador difícil. Es probable que este individuo,  por el tipo de personalidad que tiene, no se adapte a la función que desempeña. Por ejemplo, colaboradores con grandes habilidades técnicas que fueron ascendidos asumiendo cargos gerenciales pero no cuentan con habilidades sociales y no pueden dirigir un grupo de trabajo. Frente a estos casos, será necesario reconsiderar los cargos o brindarles nuevas herramientas para poder desempeñarse efectivamente.
  • Evaluar si el trabajo que realiza es lo que lo convierte en un colaborador difícil. Sucede algunas veces que personas con poca capacidad son ubicadas en cargos de gerenciamiento y la carencia de liderazgo genera que se produzcan conflictos. Otras veces, ocurre lo contrario: individuos altamente capacitados ocupan cargos inferiores a su potencial intelectual. Esto genera que se sientan desvalorizados, motivo por el cual, comienzan a crear nuevos conflictos.
  • Evitar la crítica. Una persona difícil generalmente no es abierta a escuchar opiniones ajenas, inclusive ni de sus superiores. Criticar puede herir la sensibilidad del colaborador y llevarlo a adoptar una actitud aun más cerrada. Es conveniente en estos casos, hablar de las tareas y los errores “en general” para evitar que se sienta señalado con un dedo.
  • Evitar el pesimismo. Una persona difícil que siempre encuentra algo malo en las tareas o no tiene expectativas positivas para el futuro, es probable que realice comentarios en su grupo de trabajo y difunda sus ideas pesimistas. El líder debe ser capaz de evitar discutir con él, indicándole que es conveniente que no comparta todos sus pensamientos en voz alta ya que puede desconcentrar el trabajo de sus compañeros.
  • Controlar el comportamiento de los “sabelotodos”. Algunas personas se sienten “superiores” cuando son expertos en un tema y pretenden que su entorno se sienta inferior. Generalmente estos individuos no aceptan la ayuda de otros y consideran que su trabajo es el mejor realizado. Si realmente el equipo cuenta con un verdadero maestro, la función del líder será defender las propias ideas para no perder el respeto del grupo, fortalecer las capacidades de todos los demás integrantes, frenando sutilmente cualquier tipo de avasallamiento generado por el “sabelotodo”.
  • Influir en su persona. El líder debe ser capaz de convencer al colaborador difícil a través de la empatía. Esto significa crearle sentido de pertenencia e identidad con la organización. Esto sirve para mantenerlo motivado y poder encauzar su energía para el logro de los objetivos.
  • Investigar los problemas en profundidad. Para ello, es necesario reunirse con el colaborador difícil a solas y abordar el tema con calma. Se puede empezar preguntado si se ha detectado de algún tema específico que haya sucedido en la organización y con esto poder identificar si es consciente de sus actos.
  • Corregir el rumbo del colaborador difícil. Una vez que la persona ha reconocido que su conducta es negativa y que afecta a su entorno, es necesario orientarlo hacia un cambio de actitud. Hay que tener en cuenta que dicho proceso requiere de tiempo y dedicación.

 

 

Artículo: Cómo liderar a personas difíciles

http://liderar.org/como-liderar-a-personas-dificiles/

Publicidad

Liderar.Org

 

 

 

¡Bienvenid@ a mi Blog!

Hola, yo soy Hector Gómez y te agradezco por visitar mi blog, sé que estos consejos te servirán porque a mi personalmente me sirvieron mucho. Te mostraré consejos y tips que te ayudarán a mantener un equipo ¡feliz, motivado y comprometido!… Tips que pueden ayudarte a motivar a los empleados.

Hector Gómez – who has written posts on Como Liderar Un Equipo De Trabajo | Héctor Gómez.


Incoming search terms:

  • como liderar un equipo de trabajo conflictivo

One Response to “Cómo liderar a personas difíciles”

  1. EclipticMetaly dice:

    Hola me gusto mucho este blog aunque no se que hago aqui, …tengo 13 años , pero me gusto mucho creo que es muy interesante

Deja un Comentario